Como ya vimos en nuestra anterior entrada en que hablábamos del parto respetado, existe mucha desinformación respecto al parto que se quiere elegir.

Hoy vamos a hablaros del “parto natural”.Este tipo de partos se están poniendo de moda en la actualidad y son aquellos en los que la madre elige dar a luz sin ningún tipo de medicación, controlando el dolor a base de técnicas de relajación. De este modo, la mujer rechaza el uso de anestesia, el uso de la episiotomía para facilitar el expulsivo y prácticamente ningún tipo de invtervención por parte del personal sanitario.

El parto natural es un parto respetado sin uso de medicación y rediciendo al mínimo la intervención de la matrona

Al rechazar todo tipo de medicalización, la mujer tiene control total sobre su cuerpo y la aparición de complicaciones disminuye considerablemente. Sólo se debe elegir este tipo de partos cuando son de “bajo riesgo” y la mayoría de las mujeres que lo eligen afirman que se trata de un tipo de aprto muy gratificante y repetirían a pesar del dolor sufrido.

Son partos en los que la pareja o el acompañante, toman mucho protagonismo, ya que son los encargados de prestar ayuda a la madre para sobrellevar el dolor lo mejor posible.

Este tipo de partos suele relacionarse también con el parto en casa, que cada vez es más frecuente en nuestro país,aunde de momento, sólo de forma privada, acercándonos a otros países donde es una elección que puede tomar la madre directamente en la seguridad social de Reino Unido.

El “parto natural” va completamente ligado al “parto respetado” en el que es la mujer la que va decidiendo todos los pasos a llevar a cabo durante todo el proceso.

Entonces…….

¿El resto de partos no son naturales?

NO, esta acepción no es muy aceptada por el personal del sector sanitario ya que todos los partos vaginales de baja intervención pueden considerarse partos naturales, pero popularmente se habla del parto natural al parto sin medicalización.