Algo que preocupa demasiado a los padres occidentales cuanto tienen un bebé, sobre todo si son primerizos es el “síndrome de la muerte súbita del lactante” o SMSL ya que poco se sabe de ella, pero sabemos que existe y que se dan casos. El SMSL no es una enfermedad en sí misma, sino un síndrome. Se da principalmente en bebés de entre uno y cuatro meses de edad.

Los sucesos son siempre los mismos. Acostamos a bebé totalmente sano en la cuna y cuando vamos a por él un buen rato después, el bebé ya no respira y en la mayoría de los casos, poco se puede hacer por su vida. Aunque se han dado casos en los que cogiéndolo a tiempo, se ha salvado su vida.

Os hemos hablado en el párrafo anterior de los padres occidentales, refiriéndonos a los países más desarrollados (EEUU y Europa principalmente) y es que el síndrome de la muerte súbita del lactante o “Sudden Infant Death Syndrome: SIDS” como se le conoce en inglés es la principal causa de mortalidad infantil en Estados Unidos.

Sin embargo, si hablamos de países menos desarrollados, como puedan ser los países asiáticos o africanos, el síndrome de la muerte súbita del lactante es totalmente desconocido entre ellos. Hasta hace relativamente poco, en los países suramericanos este problema era excesivamente raro, pero las estadísticas indican una tendencia de subida en número de casos, aunque lejos de las medias de EEUU y Europa por el momento.

¿A qué se debe la diferencia de casos de muerte súbita del lactante?

Para poder dar respuesta a esta pregunta, antes debemos hablar de por qué se produce este síndrome infantil. Y es que no se sabe con total seguridad cuáles son las causas que lo provocan, ni cómo evitar que esto suceda. Se cree que es debido por un fallo en la respiración, o por no saber volver a respirar después de una apnea. Incluso se cree que puede ser porque el cuerpo del bebé no detecta acumulación de dióxido de carbono en sangre o porque no es capaz de despertar simplemente.

Ahora vamos a las diferencias de las que hablamos. Se ha demostrado, que cuánto menos desarrollado está un país, menor índice de muerte por SMSL tienen siendo Reino Unido el país con menor tasa de Europa y Nueva Zelanda el país con la mayor tasa del mundo.

Se cree que esto es debido principalmente al colecho, ya que tiene muchos beneficios tanto para el bebé como para los padres. En países como China, es normal que los niños duerman con sus padres hasta pasados los 6 años de edad, mientras que en países como España seguimos escuchando las frases

¿Como podemos reducir el riesgo de que se produzca el SMSL?

  • Se ha demostrado que el colecho ayuda a reducir el número de casos, aunque hay muchas voces contrarias a esta práctica.
  • El hecho de no usar chupete para dormir, reduce el riesgo de que se produzca la muerte súbita del lactante.
  • El uso de colchones duros y planos (aunque se puede poner con la cabeza un poco más alta que los pies.
  • El no sobrecargar el cuerpo del bebé con mantas pesadas.
  • Evitar el uso de “mantitas” sobre la cara del bebé para ayudarle a dormir.