Hoy en día existe una gran rivalidad entre matronas y doulas, pero la existencia de ambas no es algo nuevo, sino que a lo largo de la historia, ya que siempre han existido mujeres que acompañaban a las embarazadas en el momento del parto que han recibido nombre muy diversos que su labor ha sido siempre ha sido la misma.

Una gran diferencia entre matronas y doulas reside en su formación

Las matronas son enfermeras especializadas en Obstétrico-Ginecológica. Para llegar a ello, han tenido que recibir una formación muy amplia durante varios años, primero para ser enfermera, para aprobar el EIR, y pasar sus dos años de residencia para completar sus estudios como matrona.

Las doulas son, como ellas mismas se definen, mujeres, en la mayoría de los casos madres, que acompañan a otras mujeres en su camino a la maternidad aportando un apoyo físico y mental durante las tres fases de la maternidad, embarazo, parto y postparto, pero que no tienen preparación académica específica.

Otra diferencia entre matronas y doulas: La Doula NO es personal sanitario

Viendo las dos definiciones, podemos comprobar que las competencias de las matronas y doulas es completamente diferente, el problema viene cuando las doulas entran en las competencias de las matronas asistiendo a partos, dando clases de lactancia, etc. Problema que es considerado como tal viendo los requisitos de formación que se requieren para ser una doula.

Además del intrusismo que acabamos de comentar al entrar en las competencias de la matrona, podemos destacar que algunas doulas fomentan algunas prácticas que se consideran de riesgo para el bebé y la mujer.

Este es el programa de formación de una Doula, un curso que consta de 8 seminarios de 12 horas, con un coste aproximado de 1.200€.

Dada la diferencia de formación entre matronas y doulas, lo que caracteriza a estas últimas no es lo que ella sabe, sino su personalidad ya que basará todas sus enseñanzas en base a lo que ella recuerda, lo que piensa, lo que cree, que no siempre tiene un rigor científico y puede suponer algún riesgo para madre y bebé.

Desde aquí queremos informar que la profesión de doulas no está reconocida en España y que el título que se obtiene al realizar el curso anteriormente comentado no tiene ninguna validez legal. Las doulas se amparan en que, en España, para acompañar a una persona no es necesario tener ninguna titulación regulada y en la elección de libre profesión.