La lactancia materna es la mejor alimentación que podemos ofrecerles a nuestros bebés. Muchos estudios demuestran que la lactancia materna como único alimento, al menos hasta los seis meses de edad puede ayudar a tu bebé a coger a mejorar su sistema inmunológico y prevenir enfermedades respiratorias.

La mayoría de las madres a las que se las pregunta si ha elegido la lactancia materna como alimentación para su bebé elije la lactancia materna frente a los preparados artificiales, pero muchas veces, tras intentarlo durante algún tiempo desisten porque les duele, porque creen que su hijo/a se queda con hambre o porque requiere demasiado tiempo y no se puede delegar en nadie….

Para elegir dar el pecho, tienes que tener claro que sólo tú vas a poder alimentar a tu bebé, es sacrificado y NO debe ser doloroso, esto va sobre todo para las madres primerizas. Si tienes claro que quieres usar la lactancia materna y crees que puedes necesitar asesoramiento, lo mejor es que acudas a tu centro de salud para que la matrona te ayude con las mejores posturas para la lactancia, el correcto agarre y todas las dudas que puedan surgirte. Ya sabemos que no todas las matronas de atención primaria pierden el tiempo en esto. Si es tu caso, busca en otro profesional público o busca matronas a domicilio, que aunque privadas, su costo será recompensado cuando desaparezcan todas tus dudas y disfrutes dando el pecho a tu hijo. Si no sabes cómo comenzar a buscar, escríbenos y te daremos las opciones que conocemos por tu zona.

¿Por qué elegir la lactancia materna para mi bebé?

  • Porque contiene todos los ingredientes que deben tomar los seres humanos para su correcto desarrollo.
  • Porque es el mejor alimento que existe en la naturaleza para un recién nacido.
  • Porque es el más sano y ecológico, el mejor elaborado, el de mayor calidad y el mejor presentado.
  • Porque facilita la pérdida de peso de la madre y ayuda a recuperar pronto la figura.

En España faltan medios para apoyar a las mamás de recién nacidos para apoyarlas en esos primeros días, donde, tras tu vuelta a casa con tu primer hijo, ya casi nada es cómo era y, cómo todo en esta vida.. ¡Nadie nace sabiendo! Y en este tema tampoco, por mucho que hayas visto y cogido a bebés, por mucho que hayas visto amamantar, has que no lo vives, no empiezas a aprender. En otros países como en Reino Unido, la matrona visita el domicilio familiar los primeros días para ayudar en temas relacionados con la lactancia el los cuidados del recién nacido.

La lactancia materna es una inversión en salud presente y futura.