La lactancia materna en los primeros meses de vida es un acto completamente natural, biológico del ser humano, pero también es una conducta aprendida. Actualmente en muchos casos, las madres primerizas necesitan de mucho apoyo para comenzar o continuar de forma eficiente las prácticas apropiadas de amamantamiento.

Para tener una lactancia materna con éxito es importante cumplir con algunas consideraciones, por ejemplo;

  • La lactancia materna ha de ser precoz, es decir, que el bebé debe alimentarse de su madre justo al nacer, lo más pronto posible, máximo en una hora. De lo contrario puede costar un poco más introducirla.
  • Debe ser exclusiva, sin complementos adicionales, como lo son, el agua, biberones o chupetes.
  • El más importante de todos estos aspectos es que debe ser a libre demanda, las veces que el bebé desee alimentarse, la madre debe suministrarle su alimentación, en cualquier horario y por el tiempo que él desee.

Importancia de la lactancia materna en los primeros meses de vida

Darle a tu bebe el único alimento que necesita durante sus primeros seis meses de vida, es de suma importancia, y te sorprenderás al saber que tiene beneficios no solamente alimenticios y nutricionales, sino también, beneficios vinculares y afectivos entre madre y bebé, durante el acto de amamantar.

Adicionalmente, gracias a que es un procedimiento completamente natural y biológico, no existe posibilidad de generar alergias o afecciones durante los primeros meses, por el contrario, el suministro de alimentos complementarios como lo son la leche de otros animales, puede generar muchas alergias leves o graves.

Se ha comprobado que todas las mujeres pueden amamantar, siempre que tengan disposición de hacerlo, tengan los conocimientos necesarios y cuenten con el apoyo de sus familiares cercanos.

Es recomendable la Lactancia Materna Exclusiva durante los primeros meses de vida del pequeño, los estudios sugieren que sean los primeros seis meses, de ahí en adelante con alimentación complementaria acorde a la edad del bebé y hasta los 2 años de edad o más.