La fisioterapia para bebés consiste en una serie de ejercicios que ayudan al desarrollo psicomotriz, y al mismo tiempo estimulan su sano crecimiento. Todos los ejercicios deben realizarse con mucho cuidado, evitando forzar al bebé. Además de que deben ser realizados cuando el bebé se encuentre bien descansado para que pueda prestarnos atención.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo realizar fisioterapia para una persona adulta que para un bebé. Aquí entran los fisioterapeutas pediátricos, especializados a través de cursos o máster en fisioterapia para bebés por lo que sus cualidades y su formación con respecto a otros es mucho mayor. Aún así, todos los fisios titulados están capacitados para poder atender a tu bebé.

Ejercicios para el bebé

Los ejercicios de estimulación, favorecen el desarrollo de habilidades y capacidades de los bebés. Además ayudan en su desarrollo motriz aparte de conseguir relajar su cuerpo durante la sesió, ya que se trata de un tratamiento estimulante y relajante.

De acuerdo a las investigaciones científicas, se ha determinado que los primeros años son vitales para el desarrollo futuro de los niños. A continuación te mencionare algunos ejercicios para los primeros meses de vida.

Bebés de 2 a meses

  • Para fortalecer el cuello debes colocar al bebé sobre una superficie boca abajo, y mientras se encuentra jugando, tienes que pasarle la mano por la espalda para que intente levantar la cabeza.
  • Para fortalecer el tronco el bebé debe ser colocado boca abajo en una pelota grande, y ser balanceado a los lados con cuidado para que fortalezca el tronco.
  • Para aliviar los dolores del cólico del lactante a través de técnicas de relajación y terapia miofascial.

Bebés de 3 meses

  • Los ejercicios de rodado son ideales para estimular al bebé. Para ello solo debes colocarlo boca arriba y elevar su brazo sobre el para que gire, luego de haberlo practicado varias veces con un juguete, te sorprenderás cuando sea el mismo el que gire para tomarlo.

Bebés de 4 meses

  • Para fortalecer la espalda, solo debes colocarlo boca arriba y sujetarle las manos, para ayudar a sentarlo, dejando que el bebé haga el esfuerzo para subir
  • Para que aprenda a sentarse, solo debes sostener el brazo sobre el que se va a inclinar un poco doblado, y ayudarlo a sentarse.

Los ejercicios de estimulación precoz son muchos, y se adaptan de acuerdo a la edad del bebé; sin embargo lo más importante es hacerlo con cariño y cuidado, teniendo un respeto por las horas de alimentación y descanso del bebé.