Para muchas mujeres, contar con una matrona al momento del embarazo y parto es muy significativo. La matrona es la especialista en embarazos y además cumplen con la función de proporcionar a la futura madre los cuidados que necesita tener desde el momento de la concepción, hasta que el bebé tiene 28 días de vida, donde esos cuidados pasan a ser especialidad del médico especializado en pediatría.

El origen de Las Matronas se remonta a miles de años atrás ya que la Biblia hace referencia a que en ese período existieron las primeras de ellas. Dada la condición de ayudar a las madres que van a dar a luz, podíamos hablar de que el oficio de matrona puede ser el oficio más antiguo del mundo.

Las Matronas gozaban de prestigio social, ya que era considerable la necesidad de sus servicios en las  casas de los altos mandatarios. Las mujeres parían en las denominadas “casas de partos” y solían parir sentadas, para lo cual diseñaron sillas especiales, durante el parto, la Matrona las educaba para que realizaran ejercicios de respiración para aliviar el dolor y ayudaba con masajes vaginales con aceites para facilitar el alumbramiento.

Es importante destacar que este tipo de procedimientos han logrado cambiar y mejorar con el paso de los años, ya que en la actualidad contamos con técnicas más sofisticadas y procedimientos más acordes para nuestros tiempos. También es verdad que todas tendemos a acomodarnos y hay procedimientos que, aunque mucho más cómodos, pueden ser perjudiciales para la madre y para el bebé.

Principales características de una matrona especialista en embarazos

Existen varias características que deben desarrollar y poseer Las Matronas, a continuación ofrecemos algunas de ellas para que puedas tener alguna referencia.

  • Por lo general las Matronas solían ser mujeres muy mayores, ya que se considera que su edad les proporciona mayor responsabilidad y experiencia. Actualmente, toda enfermera con vocación por esta profesión, con los estudios que se proporcionan hoy en día en la Residencia de Matrona (EIR), la edad ha dejado de ser un impedimento para poder realizar la profesión más bonita del mundo.
  • Deben ser mujeres cultas, experimentadas, inteligentes y de buena memoria. El proceso de aprendizaje de dos años es duro y se debe renunciar a parte de la vida pasada, pues requiere de mucho tiempo y dedicación.
  • Tienen que poseer preparación médica proporcionada durante los dos años de residencia, ya que ellas son las encargadas de monitorear a la madre y al bebé durante el proceso del embarazo y parto. Además serán las encargadas de ayudar a dar a luz y deben tener preparación en preparto, postparto y lactancia.
  • Deben mostrar empatía y sobre todo mucho respeto hacia la embarazada. El embarazo es de la mujer, y debe ser ella la que marque las pautas en cada momento del parto y no el especialista. Es lo que llamamos parto respetado.

Las matronas son profesionales especialista en embarazos que existen desde hace muchos años, adecuadas para realizar el seguimiento del embarazo y parto de una mujer, y están capacitadas para darle al bebé las atenciones que él mismo necesita desde su concepción hasta que tenga 28 días de edad.