El ejercicio físico es muy recomendable durante los meses de embarazo ya que ofrece múltiples beneficios para nuestro bebé: mejora nuestra respiración y la circulación de la sangre. En este artículo te daremos consejos sobre cuáles son los ejercicios que puedes realizar durante esta etapa y algunos consejos para practicarlos para que tengan un impacto beneficioso en la salud.

Practicar ejercicios físicos durante el embarazo es muy beneficioso, pero debemos tener cuidado de no exagerar demasiado ya que podría ser contraproducente. Debemos practicar ejercicios adecuados y no sobrepasarse con la frecuencia e intensidad. Algunos ejemplos de ejercicio son:  natación, yoga, gimnasia, entre otros que te iremos mostrando a lo largo del artículo. Estos ejercicios son buenos ya que estiran y tonifican los músculos, lo que permite  beneficiar el trabajo del parto durante el mismo. Lo que no recomendamos es excedernos con el levantamiento de pesas o el famoso aerobic.

Si tienes dudas con respecto a la actividad que deseas realizar. Lo mejor será que contactes con profesionales del sector como por ejemplo TcuidoYo, un grupo de profesionales del sector en la provincia de Jaén.

Algunos consejos:

  1. Si practicamos gimnasia no debemos hacerlo por más de dos horas semanales.
  2. Aprender a respirar correctamente, si ya sabemos debemos implementarlo.
  3. Hidratarnos bien antes de realizar ejercicio y al terminar.
  4. Modificar los ejercicios a medida que nuestra tripa crezca.

Actividades físicas recomendadas

Caminata: Salir a caminar durante 20 ó 30 minutos resulta muy beneficioso para nuestro embarazo y para nuestra salud. Además, es divertido si lo hacemos grupalmente con nuestros amigos. En esta actividad no necesitamos estar en forma, e iremos cogiendo ritmo a medida que pasan las sesiones de caminata.

Tai-chi: Esta discipliyoga-pilates-embarazadasna es muy buena para mejorar nuestra respiración, la postura y eliminar dolores que nos están molestando. Ganaremos flexibilidad y tonificaremos los músculos, que como dijimos resulta beneficioso a la hora del parto.

Bicicleta: ¡Ojo! Se recomienda bicicleta fija para evitar caídas. No debemos excedernos con la intensidad del ejercicio. Debe ser tranquil y además consumir grandes cantidades de líquido para compensar el mismo que perdemos.

Yoga: Como el Tai-chi nos ayuda a mejorar la flexibilidad, la circulación sanguínea y el equilibro corporal.

Natación: Esta disciplina nos permite tonificar los músculos sin forzarlos, tiene grandes beneficios en nuestro sistema cardiovascular. Y además estarás muy cómoda sobre todo en el tercer trimestre de embarazo, cuando el agua soporte tu peso.

No recomendamos:

En este apartado veremos las actividades físicas que no recomendamos. No se recomiendan debido a su peligro para la integridad de nuestro bebé.

Esquí, equitación, polo, artes marciales, patinaje, buceo, rafting y cualquier disciplina que nos obligue a dar y recibir golpes.