El cáncer de pecho o cáncer de mama es una de las mayores preocupaciones de la mayoría de las mujeres, es importante realizar el autoexamen para detectar a tiempo cualquier anomalía. Igualmente importante son las visitas a tu médico de cabecera si notas algo extraño en tus mamas.

El cáncer de pecho es la reproducción de células epiteliales malignas, estas células revisten los conductos y lobulillos mamarios, una célula individual se divide sin control, haciendo producir un tumor que va agravando, invade los tejidos y puede propagarse a otras áreas del cuerpo.

Tipos de cáncer de pecho:

  • Carcinoma ductal infiltrante: Inicia en los conductos que llevan la leche hasta el pezón, es el más común.
  • Carcinoma Lubolillar infiltrante: Inicia en los lobulillos, parte donde se produce la leche materna.

Factores de riesgo:

Edad avanzada, desarrollo a temprana edad, la tenencia de un hijo después de los 40 años, el no haber tenido hijos, antecedentes familiares con cáncer de mama, consumo de estrógenos o de progesterona y haber bebido mucho alcohol en tu vida. Dentro de las estadísticas, se ha podido comprobar que las mujeres más propensas a padecer cáncer de pecho son las mujeres de raza blanca.

El cáncer de mama se diagnostica a través de una mamografía que es un ultrasonido mamario, resonancia magnética, prueba de receptores de estrógeno y progesterona, pero el resultado definitivo se obtiene mediante una biopsia mamaria que se realiza por una punción o aspiración con pistola de corte o aguja fina y guiándose por un ultrasonido.

Tipos:

  • Esporádico: Es el más común de los casos, no existen antecedentes familiares.
  • Familiar: No se puede decir que sea genético, aunque sí existen antecedentes familiares.
  • Hereditario: Es un porcentaje muy bajo, no mayor al 5% , se atribuye a mutaciones por línea geminar.

¿Cómo descubro las posibles anomalías?

Si tus mamas tienen forma, tamaño y color normales, no debes preocuparte. Has de mirarte tanto en posición normal como con los brazos levantados y en posición totalmente tumbada. Casi todas las alteraciones se verían en las tres posiciones que te hemos comentado. Es importante no encontrar ningún nódulo o alguna inflamación al comprimir el pecho. También en síntoma de que hay algo raro cuando sale algo de líquido de los pezones (no siendo leche materna, por supuesto).

Para este autoexámen debemos usar las yemas de los dedos.

Tratamiento del cáncer de mama:

  • Cirugía: se extirpa parte o la totalidad del seno.
  • Quimioterapia: vía intravenosa u oral
  • Radioterapia
  • Terapia biológica o adyuvante.
  • Hormonoterapia y medicamentos.