En el embarazo las mujeres experimentan diferentes tipos de molestias. Los calambres durante el embarazo son muy comunes, sobre todo en las piernas. Por eso muchas se preguntan ¿Por qué sucede esto?, ¿Cómo aliviarlos? Y  ¿Cómo prevenirlos o evitarlos?

A continuación daremos respuesta a estas tres interrogantes para suministrar la ayuda que necesitas a la hora de tener un embarazo sin problemas de calambres o tirones.

¿Por qué sucede esto?

Nadie sabe realmente por qué las mujeres embarazadas sufren de está calamidad, muchos piensan que es fomentado por el peso que genera el bebé y el aumento del volumen general de la madres. Dicho peso lo soporta principalmente  las piernas de la madre. Sus músculos se cansa produciendo los calambres especialmente en las muslos e ingles. También pueden estar asociados a los cambios de circulación de la sangre, y se presentan principalmente en el primer trimestre de gestación.

¿Cómo aliviar los calambres durante el embarazo?

La mejor manera de aliviar los calambres durante el embarazo es estirando los músculos. Se tiene que enderezar las piernas y masajearlas, puede doler un poco al principio pero a medida que va pasando el calambre, el dolor irá disminuyendo.

Asimismo puedes caminar sobre los talones, y aunque podrás quedar sensible al dolor o incluso podrás experimentar nuevos calambres esto te ayudara a reducirlos. De no ser así pídele a tu médico que te recete algunos medicamentos que puedan ayudarte.

¿Cómo prevenirlos o evitarlos?

Los expertos recomiendan que una de las maneras más efectivas para prevenir los calambres es caminar más seguido, pero en algunos casos las mujeres embarazadas no pueden hacerlo, debido a que el embarazo es de alto riesgo o requiera de reposo permanente, por los que te recomendamos:

  • Ejercita los pies, es decir, estira las piernas de arriba abajo unas 30 veces, moviendo los tobillos de forma circular.
  • Antes de ir a dormir puedes darte un baño relajante con agua caliente, esto ayudará a tus músculos.
  • Mantente hidratada con abundantes líquidos durante todo el día.

En las clases de preparación al parto, tu matrona te dará estos y muchos consejos más para evitar y corregir los calambres.

A pesar de ser una molestia común en las mujeres embarazadas, no deja de ser una inquietud y desagrado para el buen desarrollo del embarazo. Así que sigue las sugerencias y verás como estos calambres desaparecen.